¿De qué está hecho?: El aceite de romero

Aceite de romero

¡Aquí tenéis la segunda entrega de la serie «¿De qué está hecho?»! Se trata de un serie de artículos dedicados a analizar el origen, cualidades e indicaciones de los ingredientes usados para elaborar vuestros productos para la barba favoritos. En esta ocasión os hablamos del aceite de romero, un aceite con un montón de propiedades beneficiosas para nuestra barba.

Con ellos pretendemos daros las herramientas necesarias para conocer qué propiedades tienen los ingredientes de los productos que utilizáis para cuidar vuestras barbas. En nuestra primera entrega os hablamos del aceite de jojoba.

 

El aceite de romero

Planta de romero
He aquí la planta de romero en todo su esplendor

El romero (rosmarinus officinalis) es un arbusto que crece en las zonas costeras del Mediterráneo y África del norte. Es una de las plantas silvestres aromáticas más comunes del paisaje mediterráneo, y se encuentra especialmente en las laderas de piedra caliza rocosas adyacentes a la costa. Su nombre deriva de las palabras «ros» (rocío) y «marinus» (marino).

La historia del uso del romero cubre miles de años, y está llena de mitos y tradiciones de multitud de civilizaciones. Hay evidencias que apuntan que el romero ya era utilizado por los egipcios en sus ritos funerarios. Los romanos usaban el romero para adornar las estatuas de los dioses, así como para ceremonias religiosas y como remedio curativo. Se sabe que los estudiantes en la antigua Grecia usaban coronas de romero para potenciar la memoria y en la Edad Media se utilizaba para sahumar (dar humo aromático a algo a fin de purificarlo o para que huela bien) las habitaciones de personas enfermas.

Como ya hemos comentado anteriormente, el romero tiene innumerables propiedades medicinales y terapéuticas. De todas ellas, nosotros vamos a fijarnos en tres propiedades fundamentales, que son la de mejorar la circulación sanguínea, potenciar el crecimiento del pelo y la de oscurecerlo.

El romero es una poderosa planta curativa que contiene ácido ursólico, un componente que ayuda a aumentar la circulación de la piel que hay bajo nuestra barba. Esto se traduce en un aumento del oxígeno y nutrientes para nuestros folículos pilosos, con lo que estamos promoviendo el crecimiento del pelo de nuestra barba. Por otra parte, el ácido ursólico tiene un interesante efecto sobre la piel, ya que forma una barrera resistente de aceite que ayuda a protegerla contra las agresiones externas y al mismo tiempo ayuda a combatir la irritación. Además, se ha descubierto que el ácido ursólico estimula la producción de ceramidas, que son cruciales para mantener la piel joven e hidratada.

Por otra parte, el romero también se ha utilizado tradicionalmente para oscurecer el pelo y para ralentizar la aparición de pelos canosos. Debido a su alto contenido en antioxidantes, el romero ayuda a eliminar los radicales libres y el peróxido de hidrógeno, elementos responsables de que nuestro pelo se torne gris y fino.

Para finalizar, uno de los beneficios más importantes del aceite de romero es su capacidad antimicrobiana y antiséptica. Puede acabar con las bacterias y los hongos de la piel que impiden que nuestra barba crezca con la vigorosidad y rapidez que desearíamos. Los hongos causantes de la caspa (Malassezia furfur) se alimentan de los nutrientes del pelo de tu barba, debilitándola, deshidratándola y volviéndola quebradiza. Eliminar estas bacterias y hongos puede ayudar a crecer nuestra barba más fuerte y de manera más rápida.

El aceite de romero te ayudará a que tu barba crezca más rápidamente, oscurecerá el pelo y te ayudará a combatir la irritación, el picor y la descamación.

En nuestra tienda encontrarás algunos aceites para la barba que contienen aceite esencial de romero. Aquí tienes algunos de ellos:

Aceite para Barba “Dr. K Beard Tonic Mint”
Aceite para Barba “Dr. K Beard Tonic Mint”

Este aceite nutritivo para la barba formulado con ingredientes naturales y hecho a mano, está formulado a base de aceite de hueso de albaricoque que acondiciona la barba, y aceite de jojoba y vitamina E, que calman y revitalizan la barba y la piel de debajo. Su aroma está compuesto por aceites esenciales de romero, menta y lavanda.

Las propiedades de estos aceites son los siguientes:

  • Aceite de hueso de albaricoque: Un aceite natural muy suave. Prensado en frío y refinado los granos secos de la fruta albaricoque, este aceite es conocido por su capacidad de penetrar la piel sin dejar una sensación grasa. Rico en ácidos grasos esenciales (oleico, linoleico), este aceite también es alto en vitamina A y C. Sus excelentes propiedades suavizantes e hidratantes son ideales tanto para la cara y el cabello.
  • Aceite de Jojoba: Este aceite se obtiene de la planta de jojoba, que es un arbusto perenne de México y algunas partes de los EE.UU. (Arizona, California). Este aceite se utiliza ampliamente para los propósitos del cuidado de la piel y el cabello, principalmente debido a su similitud con el sebo natural humano ( secretado naturalmente por las glándulas presentes bajo la superficie de la piel).

Dr. K. ha producido recientemente un nuevo aceite, con las mismas propiedades y calidad, pero con un aroma diferente. Puedes consultar su composición y propiedades aquí.

 

Consejos de Uso

Testear en una zona pequeña de la piel antes de usar para evitar reacciones alérgicas.

Verter unas pocas gotas en la palma de la mano, extender entre las dos y distribuir por toda la barba. Peinar posteriormente para un mejor acabado.

12.50 € Añadir al carrito
Aceite para Barba “Brooklyn Soap Company Beard Oil”
Aceite para Barba “Brooklyn Soap Company Beard Oil”

Aceite para la barba fabricado a mano y formulado con ingredientes naturales a partir de aceites orgánicos de sésamo, jojoba y argán, con aroma a base de aceites esenciales de romero, lavanda y pino. Suaviza e hidrata en profundidad nuestra barba y nuestra piel, aportando un brillo natural y reduciendo la sequedad y los picores.

Las propiedades de los aceites esenciales a partir de los cuales está formulado este aceite para la barba son los siguientes:

  • Aceite de sésamo: Se extrae a partir del prensado en frío de las semillas de la planta del sésamo o ajonjolí. El aceite de sésamo es rico en vitamina E, complejo B y minerales como el magnesio, calcio, fósforo y proteínas que fortalecen el cabello desde la raíz. Este aceite es el ingrediente principal de una de las medicinas más antiguas: la medicina ayurvédica. En cosmética se emplea en forma de aceite para nutrir y reparar pieles muy secas. Es especialmente adecuado para el tratamiento del cabello, ya que controla la sequedad y la descamación nutriendo las raíces del pelo hasta la punta, promoviendo así el crecimiento y aportando brillo, volumen y fuerza a nuestras barbas. Además es una barrera natural contra los rayos UV, por lo que tu barba estará más protegida contra sus efectos.
  • Aceite de argán: Este aceite viene del argán, un árbol nativo de Marruecos. El aceite de argán se compone tanto de vitamina E como de Omega 3 y Omega 9, es decir de ácidos grados insaturados que van a proporcionar a nuestro cabello una nutrición constante. Es especialmente indicado para barbas muy encrespadas y secas.
  • Aceite de jojoba: Se obtiene de la planta de jojoba, que es un arbusto perenne de México y algunas partes de los EE.UU. (Arizona, California). Este aceite se utiliza ampliamente para los propósitos del cuidado de la piel y el cabello, principalmente debido a su similitud con el sebo natural humano ( secretado naturalmente por las glándulas presentes bajo la superficie de la piel).

 

Consejos de Uso

Testear en una zona pequeña de la piel antes de usar para evitar reacciones alérgicas.

Verter unas pocas gotas en la palma de la mano, extender entre las dos y distribuir por toda la barba. Peinar posteriormente para un mejor acabado.

16.90 € Leer más

[adrotate banner=”3″]

Comparte en redes
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Dejar una opinión