«Shaveducking»: ¿Te atrae él o su barba?

shaveducking

Shaveducking

 

«Shaveducking» o la superficialidad del ser humano

Si eres barbudo y estás buscando pareja… ¡Atento!

Te estarás preguntando… ¿Qué demonios es eso del shaveducking? Bueno, imagina que eres un chica — o un chico — que está en una página de citas on-line buscando candidatos para su futuro flechazo. Empiezas a pasar fotos y fotos de innumerables candidatos, pero ninguno de ellos le acaba de entusiasmar. Y de repente… ¡BANG! Aparece la foto de un chico con una barba de anuncio y sabes que cupido se va a quedar sin flechas. ¡Tenemos ganador, damas y caballeros!

¿Te gusta él o su barba?

 

Entonces llega el día en el que hay que conocerse en persona, y todo parece ir genial. Pero después de algunas citas empiezan a surgir dudas, y de la llama que había encendido aquella fotografía sensual de anuncio de perfumes, ya solo quedan unos pequeños rescoldos a punto de extinguirse. Y entonces te empiezas a preguntar… ¿Qué hay debajo de esa barba? ¿Y si se afeitase? ¿Me seguiría gustando? ¿Me he enamorado de él o de su barba?

Shaveducking es una palabreja que ha surgido — suponemos que hace referencia a la «cara de pato» que se le queda a uno cuando se afeite después de mucho tiempo llevando barba — para definir esa sensación incómoda que se apodera de alguien que se pregunta si se siente atraído por un chico o por su barba.

 

Barba antes y después

 

¿Cómo saber si estás sufriendo un grave caso de shaveducking? Si tienes una preferencia casi obsesiva hacia los chicos con barba hasta tal punto que descartas a los que no tengan; si te aterra la idea de que algún día se afeite la barba; si le amenazas diciéndole que va a tener «serios problemas» cada vez te dice que tiene intención de afeitarse la barba… ¡Es que entonces estás padeciendo un serio problema de shaveducking!

Todo esto te puede parecer tremendamente frívolo, y no te lo vamos a negar, lo es. Pero no podemos dejar de hablar de algo que por desgracia está ocurriendo. La verdad es que resulta tremendamente triste que nuestros valores a la hora de elegir pareja — o incluso llegar al punto de rechazarla — se sustenten en un elemento tan superficial. Es tan o más superficial cómo molestarnos con nuestra pareja cuando ha cambiado el *look*de su peinado o ha decidido teñirse el pelo con otro color. ¡Mal vamos! A ver… ¿Qué pasaría entonces si se escapase una toxina de algún complejo biomédico de alta seguridad y convirtiese a todos los habitantes de este planeta en seres sin vello facial y corporal?

Alguna vez hemos escuchado la frase «la barba es el maquillaje de los feos». Bueno, no vamos a negar que a muchos la barba les sirve para cambiar la fisonomía de su cara o para disimular algún problema… ¿Y cuál es el problema? ¿O es que acaso muchos evitan cortarse el pelo demasiado corto porque se les ve la cara demasiado alargada? ¿O se dejan el flequillo largo para ocultar una frente prominente? Y ya no hablemos del maquillaje…

De todas maneras, si acabas recibir el flechazo de cupido y este sentimiento de desasosiego e incertidumbre que describe el shaveducking atormenta tus noches, no tienes más que pedirle a tu recién estrenada pareja que te deje ver algunas fotos de cuando no llevaba barba. Te ahorrarás más de un chasco, y sobre todo, evitarás quedar como una persona despreciable y superficial.

¿Y tú? ¿Qué piensas del shaveducking?

¡Eh! ¡Echa un vistazo a nuestra tienda on-line!

Tenemos los mejores productos para el cuidado de la barba y el bigote: aceites, bálsamos, ceras, peines cepillos. Echa un viztazo a los packs de productos, tienen todo lo necesario para empezar a cuidar de tu barba desde el primer día. Productos naturales de la mejor calidad. ¡No te los pierdas!

Comparte en redes
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Dejar una opinión